«AHORA NO ME APETECE»

¿Cuántas veces piensas así?

¿Cuántas veces no te apetece hacer algo pero lo haces porque crees que es lo correcto?

¿Cuántas veces usas ese pensamiento como excusa para no tomar acción?

No me apetece quedar contigo.

No me apetece hacer este trabajo.

No me apetece tener esta conversación.

¡Que jodido es este pensamiento! O quizás no. Al final depende siempre de lo que hagas con él. Porque cuando no quieres hacer algo, lo respetas, lo aceptas, te sinceras contigo y marcas tus límites, dices que NO y poco más que añadir. Simplemente acepta lo que opinen los demás al respecto.

El problema aparece cuando piensas eso y no lo respetas. Cuando piensas NO y dices SÍ.

Incluso es un problema cuando llevas mucho tiempo en modo «inapetencia». Aquí hablamos de un tema de estado de ánimo ya instalado en ti. Y esto requiere de un trabajo más profundo. Incluso a veces con ayuda de un profesional.

Pero si tus «No me apetece» son puntuales y quieres manejarlos, te recomiendo algunas opciones según la naturaleza de tus inapetencias:

– Si estás a tope de energía normalmente pero, hay cosas que no te apetece hacer, sincérate contigo y con tu entorno. Y no lo hagas. Probablemente lo puedas hacer mañana, o la semana próxima, o en unos años. O quizás ni lo tengas que hacer. Así de simple.

– Si forma parte de una obligación que tienes y te compensa claramente el esfuerzo, hazlo cuanto antes y quítate el marrón de encima. Recuerda que las obligaciones que tenemos las hemos creado o aceptado nosotros mismos.

– Y si, muy en el fondo, sabes que te estás engañando a ti misma, a ti mismo y lo estás utilizando de excusa para no equivocarte si tomas acción, aquí toca traducir la frase. No es que no te apetezca es que no te sientes capaz o tienes miedo o estás imaginando que hagas lo que hagas va a salir mal.

Si. Este tercer ejemplo se da muchas más veces de las que nos gustaría pero, una vez reconozcas que es miedo, ya habrás recorrido la mitad del camino hacia la solución. Lo siguiente será hacerlo, ponerte en marcha, sin expectativas, aceptando que quizás salga mal. No esperes el mejor momento, porque nadie consigue nada por el solo hecho de esperar.

#ATPC ( a tomar por culo) la motivación eterna. Si la tienes, exprímela al máximo. Y si no la tienes, simplemente comienza a andar. Porque la motivación no suele aparecer por inspiración divina. Es más fácil que te llegue si te marcas disciplinas.

Deja un comentario

Comparte el articulo en:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

5 C’ DEL TRABAJO EN EQUIPO

Aunque la regla de las 5 C’ del trabajo en equipo es ya sobradamente conocida, siempre es bueno parar, leer, reflexionar y ser sincer@ con un@ mism@. No importa si eres el líder del equipo o lo es otra persona. Te recomiendo pues, hacerte estas preguntas: ¿ Estoy trabajando con mi equipo teniendo en cuenta